Home

Términos esenciales

Los términos y nombres que aquí se proponen no están clasificados por orden alfabético, sino en un orden que pretende ser progresivo: de las organizaciones a los métodos.

LAS ORGANIZACIONES

Unión Europea

La Unión Europea surgió del Tratado de Maastricht en 1993. El Tratado la presenta como "una nueva etapa en el proceso creador de una unión cada vez más estrecha entre los pueblos de Europa". Se apoya en tres "pilares", el primero de los cuales se refiere a la dimensión comunitaria "tradicional" (política agrícola común, transportes, mercado interior, etc.); el segundo, a la política exterior y de seguridad común, y el tercero, a la cooperación policial y judicial. Los pilares segundo y tercero difieren del primero por las disposiciones que les son aplicables.

Comunidad Europea

La Comunidad Europea nació con el Tratado de Maastricht, sustituyendo así a la Comunidad Económica Europea. Abarca los siguientes ámbitos: agricultura, unión aduanera, medio ambiente, transportes, competencia, libre circulación de personas, protección del consumidor, política monetaria, política comercial común, etc. Todas estas políticas constituyen lo que se denomina el primer pilar (o pilar comunitario). No están incluidas en dicho pilar la política exterior y de seguridad común ni la cooperación policial y judicial en materia penal, a las que se aplican normas diferentes.

LOS TRATADOS

Tratado de Maastricht

El Tratado de Maastricht se firmó el 7 de febrero de 1992 y entró en vigor el 1 de noviembre de 1993. Reúne en un mismo conjunto -que denomina Unión Europea- las Comunidades, la política exterior y de seguridad común y la cooperación en el ámbito de la Justicia y de los asuntos de Interior (JAI). Crea la Unión Económica y Monetaria (UEM) con una moneda única (el euro). Asimismo, consagra el concepto de ciudadanía europea y determina una mayor participación del Parlamento Europeo en el procedimiento legislativo estableciendo el procedimiento de codecisión (Consejo/Parlamento) para una serie de materias.

Tratado de Amsterdam

El Tratado de Amsterdam se firmó el 2 de octubre de 1997 y entró en vigor el 1 de mayo de 1999. Dicho Tratado modifica el Tratado de Maastricht, en particular con miras a la próxima ampliación de la Unión Europea. Introduce, entre otras cosas, una cláusula de flexibilidad que permite, en ciertas condiciones, constituir cooperaciones reforzadas entre determinados Estados miembros; transfiere al primer pilar (el pilar comunitario) una parte de los ámbitos contenidos en el tercer pilar en lo referente, en particular, a la libre circulación de personas. Crea una política comunitaria de empleo, prevé el principio del acceso de los ciudadanos a los documentos de las instituciones, aumenta los procedimientos de codecisión y los casos en que el Consejo se pronuncia por mayoría cualificada.

PRINCIPIOS BÁSICOS

Subsidiariedad y proporcionalidad

El principio de subsidiariedad tiene por objeto garantizar que las decisiones se tomen lo más cerca posible del ciudadano, comprobándose constantemente que la acción que debe emprenderse a escala comunitaria se justifica en relación con las posibilidades que ofrece el nivel nacional, regional o local. Concretamente, es un principio según el cual la Unión sólo actúa, excepto para los sectores de su competencia exclusiva, cuando su acción es más eficaz que una acción emprendida en el ámbito nacional, regional o local. Está estrechamente vinculado al principio de proporcionalidad, que supone que la acción de la Unión no debe exceder lo que es necesario para lograr los objetivos fijados por el Tratado de la Unión.

LAS INSTITUCIONES

Parlamento Europeo

El Parlamento Europeo reúne a los representantes de los 370 millones de ciudadanos de la Unión Europea. Dichos representantes, que son hoy 626, son elegidos por sufragio universal directo desde 1979 y se distribuyen en función del tamaño de las poblaciones respectivas de los Estados miembros, distribución que se corrige a favor de los países menos poblados.

Las funciones principales del Parlamento Europeo son las siguientes:

    · asociarse con el Consejo al proceso legislativo según distintas modalidades, frecuentemente como colegislador;

    · ejercer el poder de control sobre las actividades de la Unión, mediante la investidura de la Comisión Europea (y la posibilidad de censurarla) y las preguntas escritas u orales que puede dirigir a la Comisión y al Consejo;

    · compartir las competencias presupuestarias con el Consejo votando el presupuesto anual, haciéndolo ejecutorio por la firma del Presidente del Parlamento y controlando su ejecución mediante la votación de aprobación de la gestión de la Comisión.

Puede crear comisiones temporales de investigación cuyos poderes no se limitan a la actividad de las instituciones comunitarias sino que pueden también llegar hasta la acción de los Estados miembros en la aplicación de las políticas comunitarias.

Se elige a los diputados a partir de listas nacionales o regionales según los países.

Consejo de la Unión Europea

El Consejo de Ministros de la Unión es la principal institución decisoria de la Unión Europea. Reúne a los ministros de los quince Estados miembros competentes en la materia que figure en el orden del día: asuntos exteriores, agricultura, industria, transportes, etc. La Presidencia del Consejo la ejercen, por turnos, cada uno de los Estados de la Unión por períodos de 6 meses. Sus decisiones las prepara el Comité de Representantes Permanentes de los Estados miembros (Coreper), asistido por grupos de trabajo compuestos por funcionarios de las administraciones nacionales. Dicho Comité ejecuta, asimismo, los mandatos que le da el Consejo.

El Consejo decide por mayoría cualificada o por unanimidad según la base jurídica del acto que deba adoptar. En el marco de la Comunidad Europea, la votación por mayoría cualificada es la más utilizada.

Para las cuestiones de procedimiento, las decisiones se adoptan por mayoría simple.

Comisión Europea

La Comisión Europea es una institución que tiene poderes de iniciativa, ejecución, gestión y control. Personifica el interés general.

Está formada por un órgano colegiado de 20 miembros independientes (dos miembros para Alemania, España, Francia, Italia y el Reino Unido y un miembro para cada uno de los demás países), de los cuales uno es presidente y dos vicepresidentes, todos ellos nombrados de común acuerdo por los Estados miembros, por un periodo de cinco años; su designación se somete a una votación de investidura del Parlamento Europeo, ante el cual la Comisión es responsable. El órgano colegiado de los Comisarios es asistido por una administración compuesta de Direcciones Generales y servicios especializados cuyo personal se distribuye principalmente entre Bruselas y Luxemburgo.

Tribunal de Justicia

El Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas está compuesto por quince jueces asistidos por nueve abogados generales nombrados por seis años, de común acuerdo por los Estados miembros. Ejerce dos funciones principales:

    · comprobar la compatibilidad con los Tratados de los actos de las instituciones europeas y de los Gobiernos;

    · pronunciarse, a petición de un tribunal nacional, sobre la interpretación o la validez de las disposiciones del Derecho comunitario.

El Tribunal está asistido por un Tribunal de Primera Instancia, creado en 1989, que trata en particular de los casos contencioso-administrativos de las Instituciones Europeas y de los litigios suscitados por las normas de competencia comunitarias.

Tribunal de Cuentas

El Tribunal de Cuentas está formado por quince miembros nombrados por seis años por decisión unánime del Consejo de la Unión previa consulta al Parlamento Europeo. Comprueba la legalidad y la regularidad de los ingresos y de los gastos de la Unión, así como la buena gestión financiera.

DISTRIBUCIÓN DE LAS POLÍTICAS

Pilares de la Unión Europea

La jerga comunitaria hace referencia a los tres pilares del Tratado de la Unión Europea para designar las tres categorías entre las que se distribuyen los distintos ámbitos en los que la Unión actúa en diferentes grados y formas:

    · Primer pilar: la dimensión comunitaria que corresponde a las disposiciones incluidas en el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea, la CECA y EURATOM: ciudadanía de la Unión, políticas de la Comunidad, Unión Económica y Monetaria, etc.

    · Segundo pilar: la política exterior y de seguridad común, regulada por el título V del Tratado de la Unión Europea

    · Tercer pilar: la cooperación policial y judicial en materia penal, regulada por el título VI del Tratado de la Unión Europea.

La diferencia entre los tres pilares deriva esencialmente de las disposiciones que les son aplicables. El primer pilar depende del método comunitario; los pilares segundo y tercero dependen del método denominado "intergubernamental".

LOS MÉTODOS

Método comunitario y método denominado "intergubernamental"

Se conoce por método comunitario el sistema de funcionamiento institucional correspondiente al primer pilar de la Unión Europea. Se basa en una lógica de integración y se caracteriza fundamentalmente por los siguientes elementos principales:

    · el monopolio del derecho de iniciativa para la Comisión;

    · el monopolio del derecho de iniciativa para la Comisión;

    · el recurso general al voto por mayoría cualificada en el Consejo;

    · el papel activo del Parlamento Europeo, con frecuencia colegislador con el Consejo;

    · la uniformidad de interpretación del Derecho comunitario garantizada por el Tribunal de Justicia.

El método que se aplica al segundo y tercer pilar se asemeja al método denominado "intergubernamental". No obstante, se distingue de éste en que la Comisión comparte el derecho de iniciativa con los Estados miembros, se informa y consulta al Parlamento, y el Consejo puede adoptar actos vinculantes. Por lo general, el Consejo decide por unanimidad.